Verdes son los chiles y verdes son los tomates: Salsa Verde

Chileglobe-chiles-verdes

La salsa verde es una de las salsas más conocidas en México.  La encuentras en todos sitios, tanto hogares como taquerías y hasta en el restaurante más pequeño de México tendrán su salsa verde. 

Las hay picantes, menos picantes o muy picantes, depende de la cantidad de chiles que se pongan.  La base de ésta salsa son los tomates, tomatillos o tomates verdes.  Son una clase de tomates que tienen una cáscara, y tienen un sabor ácido.  La cáscara traslúcida es en realidad el cáliz de la flor a la que pertenecen.  En México se encuentran en los supermercados, mercados y tiendas de barrio.  En España es más difícil de conseguirlos, normalmente los tienen en las tiendas de productos sudamericanos.  En Barcelona los puedes conseguir en el Mercado de la Boqueria

Otro ingrediente básico de la salsa verde son obviamente los chiles.  Los chiles que se utilizan son chiles serranos.  Estos chiles son más picantes que los chiles jalapeños y de menor tamaño.  Su nivel de picante en la escala de Scoville es de 10.000 a 23.000 SHU se le considera un chile de picante medio.  Los chiles serranos son de Puebla, México y cada año se cultivan más o menos 180.000 Toneladas de éstos chiles.  No está nada mal, eh!!

Bueno ahora ya sabes un poco más de éste chile serrano.  Y ahora lo prometido, la receta:

Salsa verde con aguacate

Ingredientes (1 taza / 250 ml):

8 tomatillos frescos (200 g)
4 chiles serranos frescos
½ cebolla grande o 1 pequeña (60 g)
1 diente de ajo pequeño o medio si es grande
1 manojo de cilantro fresco (solo las hojas) picado (2 cucharadas)
El jugo de 1 limón
1 aguacate
Sal

chileglobe-chiles-verdesPreparación

Lavar los chiles, quitarles el rabito y ponerlos en una olla con agua hirviendo y dejarlos hervir 3 minutos.  Quitarles la cáscara a los tomates, lavarlos y ponerlos a hervir junto con los chiles y dejar que todo hierva 3 minutos más.

Mientras cortar la cebolla en cuadritos y colocarla en un bowl y ponerle el zumo de limón y reservar 30 minutos más o menos.

Escurrir los tomates y los chiles y triturarlos junto con el diente de ajo, añadir el cilantro y volver a triturar.  Reservar.

En recipiente poner el aguacate cortado en cuadritos, añadir la salsa y la cebolla (sin el jugo de limón) mezclar con cuidado. Poner sal al gusto y listo! Ya tienes la salsa verde con aguacate.  Si no la vas a consumir enseguida, te recomido que hagas la salsa y justo antes de consumir añadas el aguacate para que no se ponga negro.  El aguacate puede ir triturado o en cuadritos, al gusto del consumidor. 

Si quieres la salsa sin aguacate, no hace falta que pongas la cebolla en remojo con limón y solo la trituras con los tomates, chiles, ajo, cilantro y sal.  Y ya tienes la salsa. 

Espero que te quede riquísima!

Hasta pronto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *